Seguidores

Estadístiques

ecoestadistica.com

Arxiu

BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS A ESTE ESPACIO DE OPINIÓN PERSONAL SOBRE TEMAS POLÍTICOS DE ACTUALIDAD

Coherencia (2)


La dirección federal de IU ha hecho, está haciendo, un intento de solución y mediación en la grave crssis de nuestra organización. Aunque discrepe en la forma, en el tiempo y en el contenido de la misma, no por ello dejo de agradecer los reiterados esfuerzos de una parte de IU por evitar el descalabro total al que la actual mayoría nos ha ido abocando desde hace muchos meses y cuyo detonante final explotó en el grupo parlamentario.
Aún a pesar de que Projecte Obert hemos sido vilipendiados, excluidos y vetados por parte de la mayoría de la dirección -particularmente por Gloria Marcos y Ricardo Sixto, que han mostrado su beligerancia absoluta frente a algunos de nosotros- hemos intentado reiteradamente poner un poco de cordura y sentido común a esta situación de ruptura y división, generada, auspiciada, fomentada, alimentada y gestionada por quienes han acaparado, de manera excluyente, todas las responsabilidades orgánicas y todas las nóminas posibles en las instituciones.

Por ello, resulta poco menos que irrisorio -si no fuera tan grave- que el Secretario General del PCE, que es parte fundamental del origen de esta profunda división, por su empeño en tirar a Llamazares de la coordinación de IU, cueste lo que cueste, pagando el precio que sea, califique de "cacicada" lo que está ocurriendo en Valencia. Desconozco si se refiere a la decisión de la mayoría de EU, Gloria Marcos y Marga Sanz entre otros, de vetar la entrada de Joan Ribó y mía en la Comisión Permanente de EU, de excluir a cualquier miembro de EiP o de PO en la toma de decisiones estratégicas en la pasada campaña electoral -y no asumir después las responsabilidades sobre los resultados de la misma- o de imponer al gran derrotado en Valencia ciudad para el Consejo de RTVV, por citar sólo algún ejemplo de los más conocidos de lo que significa para esta mayoría del 56% mandar contra el otro 44%, laminando y despreciando la pluralidad emanada del máximo órgano de dirección.

Quizás, también el PCE, defiende ese modelo de gestión de la orgánización basada en el irrespeto profundo a las decisiones de las Asambleas, la vulneración sistemática de los estatutos en sus principios básicos, en la esencia de los mismos y en su articulado. Quizás estemos en un momento en el que "vale todo" con tal de conseguir el objetivo fundamental que tiene esta mayoría de asumir el control total de IU, aún a costa de transformarla en un árido erial, en un lugar inhóspito e inhabitable para aquellos que defienden, defendemos, una izquierda plural, rica y dialogante.

Las decisiones parece que están tomadas de antemano y con un objetivo claro, decidido en Madrid, para lo cual se ha puesto la maquinaria de EU al servicio del PCE, aunque algunos de los peones clamen por la autonomía de nuestra organización ante las propuestas del Coordinador General. Y esta mayoría prefiere, vengo diciéndolo hace mucho tiempo, una organización mediocre y moribunda, okupada por los actuales dueños de las nóminas institucionales, antes que una organización plural, diversa, ilusionante que, después de cuatro años de gestión, no han sabido o podido o querido construir. Quizás porque en ese nuevo escenario posible sus incapacidades serían insultantemente visibles; quizás porque sólo son alguien en la mediocridad y en la decrepitud

Coherencias


Hace ya bastante tiempo que todos sabemos que uno de los objetivos fundamentales de la generación por parte de la mayoría de la dirección de EU es el relevo de Gaspar Llamazares como Coordinador General de IU.
Que ese objetivo ha sido el impulso que ha permitido establecer acuerdos y alianzas entre diferentes sectores de Esquerra Unida (el sector "ortodoxo" o duro del PCPV, Espai Alterntiu y los independientes de Gloria Marcos) para generar dinámicas de enfrentamiento y división que excluyera -así vienen haciéndolo desde el proceso asambleario de noviembre de 2006 y gran parte del anterior mandato de la misma coordinadora- a aquellos sectores que compartimos la apuesta orgánica y programática de Llamazares.

Siendo legítima y válida la apuesta del partido por un relevo en IU de los órganos de dirección y un cambio en la línea estratégica y táctica, en el discurso político y en quienes deben representarlo ante la sociedad y en las instituciones -si la ciudadanía nos respalda para ello-, es de un cinismo bárbaro que aquellos miembros de la mayoría de la dirección, responsables orgánicos de la misma y actuales peones ejecutores de las órdenes emanadas de la dirección del PCE hacia Valencia, esgriman la supuesta soberanía de EU frente a las propuestas de solución del conflicto interno del máximo responsable de IU.


No comparto la propuesta de solución realizada por Gaspar Llamazares. No comparto esa visión de "contador a cero" como si todos tuvieran en EU la misma responsabilidad en el origen de esta profunda división interna ni en la gestión de las diferencias entre diferentes sensibilidades desde la dirección de la organización en los últimos 4 años de coordinación de Gloria Marcos. Pero eso no significa que no respete el intento de mi coordinador general por buscar y mediar en un conflicto de muy difícil solución, porque quienes lo han generado, alimentado, aplaudido y se han aprovechado de él han perdido la capacidad y la autoridad política para el diálogo y sólo buscan la mediocridad de una organización donde los mediocres puedan medrar y donde el conflicto, la negación del otro, sea el motor, la única clave, que permita la visualización de aquellos que fuera de la organización no son nada, no son nadie.

Mientras que a voz en grito se defiende la soberanía de EU, en silencio se actúa al dictado de Paco Frutos y Felipe Alcaraz. Aunque para ello se tenga que tensionar hasta romper la propia organización que dicen defender. La organización, instrumento de cambio social, se ha transformado en instrumento de sustento personal. Esa es la nueva IU, la nueva EU que propugnan, la nueva organización que buscan quienen no tienen, ni saben tener, ni quieren tener valor social y colectivo.

La verdad sobre el 0,7% valenciano


Existen razones para no ser razonables


Lamento profundamente no haber estado en el CN de ayer. Lamento no haber podido expresar mi rechazo absoluto hacia las formas, maneras y decisiones de estas nuevas mayorías, lideradas por personas profundamente sectarias e intransigentes, que han conducido a nuestra organización a un problema de imposible solución.
Lamento que, una vez más, no exista ninguna responsabilidad de quienes han recibido de la militancia la responsabilidad de gobernar EU siguiendo los principios que nos definían y que han sido atacados, vulnerados y menospreciados por quienes más y mejor ejemplo deberían dar. Llevo mucho escrito sobre todo ello y reitero mi profundo cansancio y aburrimiento sobre esta situación. Determinada gente que ha demostrado su impotencia para liderar y organizar a la izquierda real de este país sigue sin asumir ninguna responsabilidad sobre todo lo ocurrido no sólo en los últimos meses sino en los cuatro años que llevan dirigiendo a su antojo esta caótica organización.
Expulsar a las dos diputadas, con las que no comparto algunas de las decisiones que han tomado junto a los diputados del Bloc, no soluciona absolutamente nada, salvo que nuestra coordinadora reclame de nuevo el cargo de Síndica, uno de los objetivos personales que impregnan todas las decisiones que se han tomado en los últimos meses. Expulsiones, peticiones de dimisión de un cargo federal, eximir de culpa y responsabilidad a los dirigentes de la campaña electoral o mantener exclusiones y vetos son claros ejemplos de la manifiesta incapacidad de liderazgo y capacidad de aglutinar sobre objetivos políticos; sólo se trabaja sobre objetivos personales.
Quizás la responsabilidad y la prudencia que determinadas personas
han mostrado en todo este tiempo, hasta ahora guardadoras de un más que respetuoso silencio, anteponiendo y salvaguardando la imagen y la seriedad de la organización por encima de otras consideraciones, debería dejar paso, en esta nueva coyuntura, a un ejercicio de demostración de las falsedades argumentales de quienes, aprovechandose de ese ejercicio de responsabilidad, han utilizado esos silencios para romper esta organización. Recordando, por ejemplo, las decisiones sectarias y excluyentes de quienes dirigen esta mayoría, negadora de la pluralidad e incapaz de asumir las decisiones y representaciones emanadas de la asamblea de EU, siguiendo por la falta de asunción de responsabilidades por la nefasta y otravez excluyente campaña electoral y terminando por el tema de los dineros de EU y su relación con IU, entre otras cosas.

Cambio de cromos


Aparece hoy en Las Provincias la "oferta" de IU a Gloria Marcos de un intercambio de apoyos: se le restituye de portavoz parlamentaria a cambio de su apoyo a Llamazares i a Isaura Navarro.

Entiendo que este ofrecimiento viene dado desde el desconocimiento de cuáles han sido las razones profundas de actitud y comportamiento de Gloria y de la gente que la apoya en esta guerra fraticida que han provocado y que mantienen contra el 46% de la organización. Un actitud, ya reiteradamente denunciada, de desprecio, marginación y veto de todos aquellos que no manifestamos nuestra lealtad perruna hacia apuestas y proyectos personales que han chocado con los intereses de la propia organización y que han lesionado y erosionado gravemente la militancia interna y la credibilidad y respaldo social hacia nosotros.
Un simple intercambio de apoyos entre Gloria Marcos y Gaspar Llamazares no soluciona el conflicto interno de EU ni, por supuesto, el de IU. Mientras no haya una profunda remodelación de los órganos de dirección de EU, con la salida de aquellos que diseñaron, planificaron y ejecutaron estrategias de desgaste interno y acumulación de poder y cargos orgánicos e institucionales, laminando y menospreciando hasta cotas jamás vividas la pluralidad interna y el respeto hacia las decisiones de la Asamblea, entre ellos la propia Coordinadora y el Responsable de Organización que han sido incapaces ante la militancia y ante la sociedad de asumir sus responsabilidades políticas por la situación interna y por la campaña electoral desarrollada y los resultados electorales obtenidos, no será posible ni creíble que una simple declaración de apoyo mutuo resuelva los profundos males a los que esta gente nos ha llevado.
¿Acaso la política desarrollada por Llamazares y su valoración social, o el trabajo de Isaura en esta legislatura y el reconocimiento que tiene por ello, como el de cualquier otro militante o representante nuestro en las instituciones o ante la sociedad, deben ser sometidos al mercadeo de una exigua mayoría cuyo comportamiento y cuyas decisiones están basadas en amiguismos y filias/fobias personales, antes que en proyectos, objetivos y criterios políticos emanados de nuestros propios documentos y discusiones? Evidentemente, no. La actuación de cualquiera de nosotros, como dirigentes, o de nuestros cargos públicos, lleva demasiado tiempo sujeta a críticas y descalificaciones en función de los apoyos internos y no evaluados desde la objetividad de los hechos ni la coherencia ideológica. Aquí se juzga a la gente desde la óptica del revanchismo y la disidencia y no desde la pluralidad y el respeto. Entrar en ese juego, aún siendo la dirección de IU, no hace sino alimentar un sector de nuestra organización que, desde la mediocridad y la falta de capacidad y liderazgo, recurren a la miseria de la guerra interna como único elemento que permite su subsistencia y su permanencia en el sistema creado.
La búsqueda de soluciones pasa por la recuperación real de los valores éticos y políticos que dieron vida a EU - IU y que, desgraciadamente, esta mayoría de la dirección está demostradamente incapacitada para hacer.
Quizás sea el momento de que otra gente, al margen de todos aquellos que hemos estado inmersos en esta batalla, tome las riendas de la organización e intente devolverle la coherencia, la ética y la dignidad que hemos perdido.

Clanes y clacas


Clan: Grupo restringido de personas unidas por vínculos o intereses comunes.

Clac: 1. f. Conjunto de personas que aplauden en un espectáculo a cambio de remuneración o de entrada gratuita.
2. Cualquier grupo de personas que por principio alaba las acciones de otra.

Vista la pequeña diferencia entre las dos palabras, iguales salvo la última letra, muy parecidas en su forma y sin embargo tan diferentes en su contenido y en su significado, tengo claro que prefiero ser de un clan, aún pequeño pero bueno, con vínculos e intereses políticos definidos con mucha claridad y que no se vende, que de la clac que, bajo el reclamo de la fidelidad personal por encima del interés y la necesidad colectiva, alimenta con aplausos y adulaciones al gusano que está devorando y destruyendo tantos años de trabajo.

¿Cómo están ustedeees?

¿Cómo están ustedeees?
Gracias por hacernos reir

Hasta siempre

Hasta siempre
18/01/1915 - 18/09/2012

Gaviotas azules 20N

Gaviotas azules 20N

22 de Maig. Eleccions Municipals i Autonòmiques

NO ET LIMITES A CONTEMPLAR AQUESTES HORES QUE ARA VENEN.
BAIXA AL CARRER I PARTICIPA.
NO PODRAN RES DAVANT D'UN POBLE UNIT, ALEGRE I COMBATIU.

Vicent Andrés Estellés

Cap dona sola

Cap dona sola
Signa el manifest

Compromís per València

Compromís per València
Joan Ribó, candidat a l'alcaldia

Compromís x falles

Parte médico real

Parte médico real

Estos son los que han ganado en Chile. ¡Cuánto ha perdido Chile!

Loading...

III Jornades Territori Valencià i Canvi Climàtic

III Jornades Territori Valencià i Canvi Climàtic

Per si a alguna li fa falta dir quatre coses a un tio

Loading...

09-12-1895 - 12-11-1989

09-12-1895  -  12-11-1989
Siempre en el corazón
Loading...

Recortable

Recortable

Rita y los Palmeros

Rita y los Palmeros

Wanted

Wanted

Moda Camps

Moda Camps
... la moda que ya está aquí

Próximo estreno ......

Próximo estreno ......

Se lo ha ganado ....

Se lo ha ganado ....

No a la corrupció

No a la corrupció
noalacorrupció@gmail.com