Seguidores

Estadístiques

ecoestadistica.com

Arxiu

BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS A ESTE ESPACIO DE OPINIÓN PERSONAL SOBRE TEMAS POLÍTICOS DE ACTUALIDAD

Una parte de mi ... de mis amigos


Querida Make, gracias por este recorrido por quienes fuimos, por quienes somos. Porque los que estamos ahi, y los que faltan, somos la consecuencia lógica de habernos conocido, de habernos querido y de haber crecido juntos.
El reencuentro con todos vosotros ha sido, sin duda, uno de los acontecimientos más importante de este año que se acaba.
No tardemos otros 25 años en volver a vernos. Un beso fuerte y un gran abrazo.


Talant -i talent- pepero


Te busco


Sin mi puño y con mi letra, ni con el pétalo de una rosa


Para nosotros, por nosotros (apúntese el que pueda)


Para los que, a pesar de todo, amamos nuestra tierra y nos duele cada puñalada, cada día, cada afrenta.... la Negra lo cantó como nadie.

Y para nosotros, una leve esperanza ....

Gürtel no da votos


Acaba de publicarse una encuesta en El Mundo, realizada la semana pasada tras las declaraciones de Cobo en Madrid y después de la reunión del Comité Nacional del PP donde supuestamente Rajoy dió el puñetazo en la mesa exigiendo el Basta ya! a los escándalos, desvaríos, denuncias y demás varapalos que le estan lloviendo de todos lados.

En esa encuesta, tanto en Madrid como en Valencia, el PP, a pesar de bajar un poco en intención de voto, sigue manteniendo holgadamente sus mayorías absolutas y absolutistas y, curiosamente, en ambas comunidades el PSOE también baja.

Es curioso -y lamentable- que en este país, los casos de corrupción no afecten las perspectivas electorales de los políticos y partidos de derechas. La doble moral que tenemos instalada, cada vez con mayor fuerza y presencia, permite mantener un comportamiento como gestor de lo público inadecuado, cuando no ilegal, sin que por ello sea castigado por la sociedad.

Quizás el problema es mucho más profundo que un indigno presidente y un partido con demasiadas prácticas corruptas. La sociedad ha perdido, si alguna vez lo tuvo, el profundo respeto de lo público como valor, como esencia de la convivencia, de las relaciones. Ya no tenemos el sentido de la plaza y del patrimonio público que permite el desarrollo personal y colectivo, solidario y libre, de las personas y los pueblos. Quizás por eso la educación es tan importante para el PP. La manipulación y lastre que imponen desde hace años es un impedimento para que nuevas generaciones puedan cuestionar estos comportamientos y nieguen ese modelo social de relación. No valorar lo nuestro significa que no importa que nos lo quiten. Aceptar que nuestros políticos son todos iguales y que actuar indigna o ilegalemente es parte de su definición implica que no reaccionemos cuando se visualiza y demuestra una praxis de ese tipo.

No sólo hace falta una reacción social y una profunda reflexión que devuelva el carácter valioso de lo público como tal, sino un cambio en las escalas de valores de la gente. Que la gente de la calle no sea crítica con el PP en este momento implica que nuestro trabajo debería ser mucho más pedagógico que ejemplarizante, mucho más didáctico y constructivista que demostrativo de lo malos que son estos personajes, jugadores del monopoly con nuestro país. Y dar ejemplo de ello. No es casualidad que la segunda política mejor valorada, tras el propio Camps, sea Mónica Oltra. Un valor que no deberíamos perder ahora por mediocridades y medianías faltos de visión de futuro.

Carta de agradecimiento a EUPV


Acabo de enterarme, de pura casualidad, puesto que la actual dirección no ha tenido a bien comunicarlo fehacientemente, que EUPV ha tramitado mi baja de la organización.

Se cierra así, definitivamente, una etapa de trabajo y lucha política en una organización irreconocible en estos momentos.

Sin embargo, no quiero despedirme de ella sin agradecer todo lo que me ha ocurrido desde aquél lejano jueves 10 de enero de 1991 en que entré al viejo local de EU de la calle Navarra, en Burjassot, para afiliarme a la organización, tras mi paso por las Juventudes Comunistas en el año 84 y la construcción y liderazgo de un movimiento estudiantil de izquierdas en el Campus de Burjassot de la Universitat de València durante mi época universitaria.

Durante cerca de 17 años, el trabajo y la dedicación al desarrollo de un ideario político, progresista y transformador, junto a cientos de maravillosas personas ha determinado, sin lugar a dudas, la persona que soy ahora. Y el marco, el espacio que, durante todo ese tiempo ha permitido ese desarrollo y ese crecimiento, ha sido Esquerra Unida.

Esta organización me ha permitido haber tenido uno de los mayores honores que toda persona con inquietudes políticas puede alcanzar: ser concejal en mi pueblo puesto que obtener la confianza de mis vecinos para poder servir con el trabajo y la propuesta política que defendíamos al desarrollo y bienestar de la gente con la que convives a diario es, para mí, el mayor logro posible, por encima de otros honorables y dignos cargos que se pueden alcanzar.

Haber conocido y haber podido trabajar con personas de un talante excepcional, con una inmensa capacidad de trabajo y una altura de miras grandiosa, con experiencia y sabiduría inmensas y una disposición tan altruista a enseñar, a formar y a anteponer el bien de la colectividad y la organización frente a otras cuestiones menores ha sido todo un lujo que no tiene precio alguno. Personas como los desaparecidos Ángel Guardia o Voro Vila no han tenido, ni tendrán, parangón alguno en la organización. Personas que junto a parlamentarios como Albert Taberner, Pedro Zamora o Joan Ribó o alcaldes como Domingo Morcillo, han guiado y dibujado una concepción honesta y altruista de la política como ejercicio de la libertad y vínculo con los demás para la búsqueda de la mejora de nuestra vida. El haber podido tener, a lo largo y ancho del tiempo y de la geografía, el contacto con la gente de la calle, el conocer, percibir y convivir con las múltiples realidades de cada barrio, de cada ciudad, de cada país y ser parte de esa realidad, ofreciendo lo mejor de cada uno, no tiene palabras que lo describan. Desde la nueva condición de no militante de EU, desde la no pertenencia, en el balance global de estos últimos largos años pesan mucho más las valoraciones positivas y los agradecimientos que las cuestiones negativas habidas.

Y como agradecimiento, no seguir militando en esta organización es uno más de ellos. Porque el devenir de EUPV en los últimos años, desde 2003, la ha llevado a ser un espectro de lo que fue, de aquél espacio de trabajo duro, intenso y fraternal, de debate, de discusión y discrepancia que finalizaban cuando se levantaban las reuniones, de amistades y alianzas, de ilusión y esperanza. Agradezco no seguir militando en una organización cerrada e impotente ante su propia debilidad, pesebre de acomodados desconocedores de la realidad social, laboral, económica y política, ausentes de la vida que bulle y seguirá bullendo al margen de sus propias vidas, marginados hasta de sus propias olvidadas convicciones personales.

Asumo y agradezco nuevamente la nueva condición de no militante de esta envejecida estructura que es EUPV en la actualidad, carcomida por las actitudes y comportamientos sectarios y excluyentes, por la ineptitud, la desidia, la inoperancia, el clientelismo, el rencor y la incapacidad de hacer aquello que pregonan: la defensa de los trabajadores, la propuesta de un nuevo modelo social, la democracia interna, el diálogo y la búsqueda del consenso.

EUPV, transmutada ahora en una triste realidad grisácea donde impera el histrionismo de algunos, la ignorancia soberbia de otros y la asumida mendicidad de la dependencia económica, dejó de ser, hace seis años, la organización diferente, alegre, diversa y plural, donde cabían todos los colores de la izquierda, con la que me identificaba.

No es casualidad, por tanto, que comparta esta nueva situación con todos mis referentes políticos e ideológicos. Empieza una nueva etapa y el bagaje que me acompaña, todo lo bueno que he aprendido y todo lo malo que me han enseñado, se viene conmigo. Buscaré un nuevo instrumento válido, una nueva herramienta, un nuevo espacio para seguir haciendo lo mismo de siempre, lo que mis maestros me enseñaron y lo que la cabeza y el corazón dictan y concluyen que es lo correcto, aquello que está bien.

XVIII Congreso del PCE


El congreso del PCE que se está celebrando este fin de semana en Madrid supone, según todos los comentarios leídos e imagino que según también la propia dirección del partido, el fin de la etapa convulsa de los últimos años, caracterizada por el permanente enfrentamiento con la dirección de IU.

Paco Frutos, junto a quienes han defendido y acompañado la estrategia rupturista con todo aquello de IU que no controlaban, y las políticas desarrolladas en el seno de las diferentes federaciones de IU , han contribuido notablemente al empequeñecimiento, a la desvirtuación y empobrecimiento del debate ideológico y a la pérdida de energía y vitalidad de la que era nuestra organización de referencia , y, consecuentemente, a la pérdida de credibilidad y confianza de una gran parte del electorado, incapaz de verse mínimamente reflejada en una opción política castrada por el cainismo interno, las luchas intestinas por la miseria de los cargos y las nóminas y la falta de propuestas y alternativas creíbles e ilusionantes frente a la cruda realidad que nos envuelve.

Proclama Frutos, en su despedida tras 11 años en la Secretaría, y con el posterior aplauso de los delegados, que el PCE tiene poco que ver con la clase progre y que "t
enemos que ver con la gente que cree en el socialismo o en una democracia de fuerte contenido social"; que el PCE se reconoce "con los que hicieron" las huelgas generales del 14 de diciembre de 1988, contra Felipe González, y del 20 de junio de 2002, contra José María Aznar, "con los que se han movilizado contra la guerra y por la paz, contra la explotación de pueblos y personas, con los que se han movilizado por un empleo y una vida digna, en las fábricas, el campo y la Universidad. No tenemos nada que ver -remachó- con el lenguaje trucado de los que, hablando de solidaridad, convierten la lucha de clases en un acto de caridad".

Quizás esas palabras sean ciertas, aunque son difíciles de creer. Quizás de no haber tenido cerca de mi, de no haber conocido y vivido las referencias, las palabras y los silencios, los hechos, las acciones y las omisiones
que han ultrajado la dignidad del trabajo y se han comportado de manera tan indigna en el conflicto generado por Gloria Marcos y Ricardo Sixto contra los ahora ex-trabajadores de EUPV, como han sido la Secretaria General del PCPV, Marga Sanz, el responsable de Organización, Francisco García Mancheño, o el diputado Lluis Torró, podría creer en esas bellas palabras.
La historia y el pasado reciente, sin embargo, prueban lo contrario. La credibilidad de una histórica organización como el PCE que, probablemente, tendrá entre sus dirigentes a quienes he citado anteriormente, es nula para mi. Quien ha defendido y apoyado el comportamiento de EUPV ante sus trabajadores como el peor de los empresarios más fascistas no puede ser el referente ideológico de los trabajadores de este país y, mucho menos, ser el referente moral y ético de la clase trabajadora, porque han perdido, si es que alguna vez llegaron a tenerla, la entidad y la coherencia política suficiente para ser algo más que asalariados y peones del sistema que dicen querer combatir.

Las vacaciones pagadas de Rajoy y la resistencia


El presidente del PP parece que también se ha visto beneficiado por buenos regalos de la red Gürtel. Según cuenta El Confidencial (ver noticia) a Rajoy y familia le pagaron unas vacaciones de lujo en Canarias como regalo por haber perdido las elecciones de 2004. ¿Qué hubiera pasado si las llega a ganar? ¿Qué le habrían regalado esta gente imputada por el caso Gürtel a un futuro presidente del Gobierno con mano libre para meter en las arcas públicas? Da miedo pensarlo. Si en Valencia ya sabemos algo de lo que ha pasado con el gobierno de Camps, sus consellers y su partido ..... ¿qué habría podido ocurrir en el conjunto del Estado?.
La crisis actual sería una tontería comparado con el estado actual del erario público con un gobierno donde estuvieran Rajoy, Bárcenas, Costa o Camps de ministros.


Si Rajoy aceptó un regalo de su partido que éste no pagó, siendo como es el máximo responsable de todo lo que ocurre en su seno, y la trama Gürtel ha llegado hasta la cima del PP quizás sea el momento de que empiece a generarse en el interior del Partido Popular un cisma que limpie de todo trazo de corrupción sus filas y sus cargos públicos.

Con esta gente que es incapaz de comportarse éticamente, es imposible gobernar un país y, menos áun, aceptar que nos gobiernen. Quizás sea ya el momento de empezar a plantearse en Valencia, Madrid, Murcia o Castilla un movimiento de resistencia cívica, civilizada y ética de no aceptar, de no asumir que el PP nos siga mandando mientras existan sobradas sospechas de comportamientos indignos y presuntamente ilegales. Si el dinero de nuestros impuestos supuestamente ha ido a parar a manos de unos pocos por intermediación de dirigentes populares, ¿qué garantías de buen gobierno tenemos con ese partido? Desgraciadamente, el comportamiento de sus representantes públicos en Cortes, Diputaciones o Ayuntamientos y de sus dirigentes políticos es el del silencio cómplice y acatación de órdenes, en lugar de la depuración de responsabilidades y la búsqueda de la limpieza, la ética y la legalidad en sus actuaciones públicas como gobierno.

Y aunque la encuesta del CIS les otorgue cierta ventaja sobre el PSOE en intención de voto, nuestro trabajo debe centrarse en realizar un trabajo de pedagogía política que haga entender a la ciudadanía que existen otras formas de hacer y entender la praxis política, donde el interés general prima sobre el interés de algunos y donde la participación real de la sociedad es la única garantía de que sus representantes actuarán bajo ese principio básico y fundamental. Ejemplos de eso tenemos ya.

Caida libre II


"Se ofrece puesto de trabajo como alto directivo de una administración pública local, bien remunerado y con contrato temporal de cuatro años renovable. No se necesita experiencia previa."

Cuando leí este primer párrafo de la noticia aparecida en el diario Información de Alicante pensaba en lo mal que estaba el PP para tener que hacer esa oferta tan descarada. La concepción que emana de este anuncio de la administración pública y del ejercicio del cargo público sólo puede surgir de alguien que ve y siente ambos elementos como plataformas, personales o corporativas, del ejercicio del poder y no como herramientas e instrumentos de la ciudadanía.

Pero peor fue seguir leyendo la notícia:

Requisitos: ser mayor de edad, estar comprometido socialmente y rechazar a la "derecha agresiva" y la "socialdemocracia desorientada" Razón: EUPV del Medio Vinalopó.

Entonces entendí. Este es el segundo acto que refleja lo que esta organización pretende a partir de su Convocatoria Ciutadana pel P. Valencià. Después del voto pro-anticatalanista en la Diputación de Valencia -sin que nadie de la dirección o cargos públicos hayan manifestado públicamente su rechazo- ahora viene la manifestación, también clara y rotunda, de la concepción mercantilista que EU tiene de la representación pública y los cargos electorales. Y aunque en el pasado ya habíamos tenido ciertas experiencias que nos daban pistas sobre ello, ahora ya queda patente y meridianamente clara su definición.

Pareciera que más que una convocatoria ciudadana, EUPV estuviera subastando el casi nulo patrimonio ideológico y ético que le queda, bajo el viejo lema de "si no puedes con tu enemigo, únete a él". Porque desde hace tiempo, desde el anterior reinado despótico y nefasto, las coincidencias ideológicas, conceptuales y estratégicas de este partido con el PP para eliminar cualquier atisbo de disidencia, interna y externa, son cada vez mayores. ¿Será que quieren obtener puestos, escaños y financiación como hace la derecha valenciana y española?

Mentiroso compulsivo


Paco Camps -para mi ya no volverá a ser nunca el Molt Honorable, sino Fletcher Reede, el personaje de un tipo insufrible como Jim Carrey en la película Mentiroso compulsivo, pero que ilustra perfectamente lo que tenemos de presidente en Valencia- lleva un tiempo que no da una.

No sólo miente sino que encima le pillan las mentiras a las primeras de cambio y ahora además con rúbrica y sello. Mientras que la dirección nacional del PP sigue empeñada en dejar que Ric Costa se coma el marrón solito, alguien ha filtrado a El Mundo la copia del acta de la reunión del Comité Ejecutivo Regional del PP valencianos donde dice todo lo contrario. Tanto es así, que esa misma acta la firma el propio Costa como Secretario General.

La Sra. Cospedal, que por lo leído en alguna web y diario también parece haberse relacionado con miembros de la famosa trama, debe estar calentita con Fletcher Camps, no sólo por sus demostradas relaciones ovofagocitarias con responsables de la trama Gürtel, sino por el continuo despropóstito con el que está llevando este retortero sin fin de mentiras que lleva a cuestas y que, de una vez por todas, debería enviarlo, primero, al ostracismo político de una puñetera vez y, segundo, al banquillo de los acusados.

Pero esto de las mentiras y la persistencia de Camps me ha llamado la atención. En algunos foros especializados se dice que faltar a la verdad en forma repetitiva es un problema patológico que suele comenzar durante la niñez.
Existen cuatro tipos de manifestación de la mentira: la hecha de forma esporádica (todos mentimos alguna vez), la evolutiva (de niño), la que se dice como producto de un padecimiento sintomático (para obtener atención gracias a la creación de un falso personaje) y la efectuada como conducta repetitiva. Esta es la mitomanía, en la que se vive para y por la mentira.
El mitómano utiliza la mentira como conducta de vida, falseando la verdad respecto de hechos, cosas y personas con el objeto de hacer un daño y existen tres tipos de personalidad donde se asienta esa conducta obsesiva: la psicótica (producto de un delirio), la perversa (la mentira es un instrumento para falsear hechos y dichos) y la neurótica (el otro aparece como alguien que lo tiene todo y se necesita de la mentira para llamar su atención).

Sin ser médico ni experto en la materia, está meridianamente claro que quien nos desgobierna en Valencia en estos momentos sufre de perversa mitomanía aguda en extremo superlativo y está necesitado de una urgente cura de desintoxicación de los cargos públicos y un largo paseo por los bancos de los tribunales de justicia, puesto que su trastorno no lo exime de su responsabilidad.

Y, mientras tanto, que Cospedal siga negando la mayor de todas: seguir confiando en Camps, a falta de unos cuantos miles de páginas del sumario por desclasificar, confiando en la honradez y la palabra de este tipo no parece ser la mejor opción. Porque al final, tanto apoyarle puede suponer el arrastre de todos los implicados al mismo lodazal donde parece que terminará la carrera política de Carrey-Camps. Y, desde luego, ese día brindaremos por el bien de nuestro país. Amén.

Las baronías populares y el fútbol


Sabido es que, en fútbol, cuando la dirección del equipo dice que confía en el entrenador o lo confirma en el cargo, éste debe ponerse a temblar y empezar a hacer las maletas puesto que tiene los días contados.
Estos del PP de la Comunitat, tan dados a patéticos espectáculos mediáticos y graciosos sainetes epistolares, tienen ahora de primeros actores y dueños del cotarro, con permiso de papá Rajoy y mamá Cospedal, a los tres barones (y varones) provinciales, amos y señores de sus diputaciones y jefes supremos provinciales. Y estos tres señores acaban de anunciar que apoyarán siempre a Camps (ver noticia). Así que, siguiendo la lógica futbolera que tanto adoran estos tres mandamases, los días del Molt Honorable al frente de este montaje (aplíquese al partido, al gobierno o a ambos) pueden estar más que contados.

Sólo me queda una duda en todo esto y se refiere a Fabra. Porque la única piedra de fortaleza que le queda a Camps frente al nuevo triunvirato surgido de la necesidad y la crítica a su actuación como presidente del partido y del gobierno, es su más que amigo de los juzgados. ¿O es casualidad que empiecen a concretarse ahora las acusaciones al presidente de la Diputación de Castellón y se estén acelerando los trámites para llevarlo finalmente al banquillo de los acusados por todas las tropelías que presuntamente ha cometido mientras ha sido la máxima autoridad en Castellón? Si fuera así, si Camps estuviera tentado de quemar la carta de alimentar el fuego bajo los pies del PP de Castellón, quien sabe si Ric Costa mantendría su silencio para ocupar en un futuro cercano las vacantes que dejaría el incendio interno.

Necios


Hay animalitos
que abren sus ojitos
el primer día...
Los Necios
NUNCA...

En caída libre


Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) presentó el pasado martes, a las 19.30 horas en el Colegio Mayor Rector Peset de Valencia, su Convocatòria Ciutadana pel País Valencià. Según la versión oficial, es una propuesta estratégica de EUPV que pretende convocar a las personas que se identifican con una izquierda alternativa, con el objetivo de fortalecer una alternativa de izquierdas en la Comunitat, que pretende "convocar a las personas que se identifican con la izquierda alternativa y que en estos momentos no encuentran suficientes motivos por colaborar activamente a enfrentarse políticamente con el neoliberalismo y la corrupción" y que apuesta por representar "los diferentes matices ideológicos (socialdemócratas, comunistas, libertarios, republicanos, etc), los diferentes movimientos sociales y las diferentes adscripciones identitarias (desde el federalismo hasta el nacionalismo de izquierdas)".

Una vez leída la teoría -todos sabemos quienes redactan este tipo de documentos en la actual EUPV- pasadas nada más que 48h de esta soflama pública, en el primer acto político de calado de Esquerra Unida, el pleno de la Diputación de Valencia, su representante, el diputado y concejal en Manises Jesús León, votaba con el PP la aprobación de las ayudas anuales a la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV) y Lo Rat Penat, las dos principales entidades que promueven una normativa del valenciano distinta a la oficial, la dictaminada por la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL).

Esquerra Unida, la de la izquierda alternativa, la del enfrentamiento al neoliberalismo y la corrupción, la de los diferentes matices ideológicos y adscripciones identitarias -aquí sí les doy toda la razón- ha votado con el partido más limpio e incorrupto de todo el panorama actual, -¿se habrá enterado este señor de lo de Camps y el Gürtel?- para darle 120.000 € a la RACV y 90.000€ a Lo Rat Penat este año para que ambas entidades puedan seguir actuando, con total impunidad, con el respaldo del gobierno del PP y ahora de EU, contra la unidad de la lengua, entre otras cosas.

Por lo que parece, se ve que EUPV no había terminado su amarga caída en picado iniciada en el glorioso reinado anterior y que los hechos, las acciones, una vez más, contradicen a las palabras, las definiciones y las autocalificaciones. Jesús León y su voto sigue representando a la EU desconocida, desideologizada, transmutada en covacha de camarillas a la que un escrito, convocatoria o lo que sea, de los mismos que la llevaron a esta situación, no va a conseguir lavar la cara. Y mucho menos convertirse, por pasado y presente, en el referente ideológico y político de los trabajadores y sectores de la izquierda porque para ello hace falta serlo y demostrarlo.

Y ahora qué?


El Partido Popular se encuentra en uno de sus peores momentos, tanto en el ámbito interno, con profundas divisiones y desconfianzas hacia la capacidad de liderazgo de quien ha venido siendo la principal referencia en Valencia, Francisco Camps, y en Madrid, Mariano Rajoy, como en respaldo social, segeún la encuesta publicada por un medio de comunicación. Que el 72% de los votantes "peperos" crean que el escándalo Gürtel puede afectar al resultado electoral en una próxima contienda es significativo, igual que el ligero descenso en intención de voto que recibe el partido. Sin embargo, el PP sigue por encima del PSOE lo que indica que el partido del gobierno estatal está padeciendo las consecuencias de la grave crisis económica y la percepción social de su incapacidad de gestionarla correctamente –si tal opción existe-.

Todas estas cuestiones deberían ofrecer un panorama halagüeño para la izquierda social y política, tanto en Valencia como en el resto del estado. En nuestro país, el PSPV-PSOE sigue su travesía por el desierto, buscando las esencias que le permitan recuperar el poder perdido años ha, pero con un Jorge Alarte timorato y vacilante, sin espacio político propio, y con un partido en proceso raro de construcción creativa, como si no terminaran de creerse que tienen alguna opción real de desbancar al PP de las instituciones. Quizás lleven tanto tiempo en la oposición que han olvidado que pueden, que deben volver a gobernar y que para ello hace falta otra dinámica diferente, otros ritmos de trabajo y otras formas de enfrentarse al PP actual. Pareciera, más bien, que estuvieran calculando las consecuencias de sus actuaciones presentes en un hipotético futuro donde PSOE y PP tuvieran cambiados los escaños de les Corts.

Frente a todo eso, la izquierda valenciana sigue fragmentada y ensimismada en sus propias disquisiciones. Salvo el magnífico trabajo de denuncia y verdadera oposición de Compromís en las Cortes Valencianas, no se ve mucho más que permita ofrecer, para cuando el Molt Honorable decida, una alternativa electoral creíble, esperanzadora e ilusionante. En estos momentos, cuando PP y PSPV están mostrando sus debilidades, éticas y orgánicas los primeros, ideológicas los segundos, la alternativa de izquierdas que podemos significar quienes defendimos y creímos realmente en l’Entesa y Compromís no puede retroceder un solo paso en las pequeñas conquistas que se han producido en los últimos meses. Una vez superada la ruptura con EU, Compromís, a través del trabajo del grupo parlamentario fundamentalmente, ha conseguido ganarse el conocimiento y el reconocimiento, la credibilidad y la confianza de que hay un germen que puede y debe crecer. Pero para ello no pueden producirse cambios que alteren esa percepción.

Los cambios, las alteraciones de estado deben producirse en quienes están en crisis. La atención de la ciudadanía debe seguir centrada en la falta de ética, dignidad e incapacidad de Camps, Rajoy y toda la cohorte de antaños palmeros, trucados ahora en feroces críticos y anhelantes rapaces esperando la futura carroña política. La izquierda social debe aprovechar el momento para fortalecerse, apuntalar los activos humanos, personales, políticos y éticos que han sabido generar en esta legislatura y ofrecer una propuesta de regeneración social y ciudadana, superando los viejos errores del pasado –aprendamos de una vez de nuestro pasado- y consolidando un espacio de pluralidad y generosidad, donde las necesidades de la ciudadanía estén, definitivamente, por encima de los personalismos y los partidismos.

Quizás no tengamos otra oportunidad.

La democracia del PP


Sigo leyendo, con emociones cada vez más diversas entre el desconcierto, el enfado y la risa por el esperpento pepero de estos días, la cronología de las actuaciones de la dirección regional y nacional del PP en realción a la destitución de Costa.

La actuación de Francisco Camps continúa en la lógica sobre la que lleva instalado más de 8 meses: la mentira continua, ese mundo paralelo a la realidad dónde parece residir, que le ha llevado a mentir a todos los diputados de les Corts Valencianes, a su propio partido, a los jueces y, finalmente, a su propia dirección regional y nacional.

Los barones del PP valenciano, quienes realmente deben dirigir y digerir ahora toda esta sarta de informaciones y actuaciones contradictorias, no deben estar muy contentos con la actuación del antaño Molt Honorable. Sus decisiones les han llevado a ser el hazmerreir de los mentideros políticos y de los medios de comunicación y su militancia -al menos los decentes- estan avergonzados de ellos. "Estos son todos una panda de chorizos sinvergüenzas" me decía un amigo, afiliado al PP, en un correo hoy mismo, refiriéndose a su gente. Sin embargo, tan sólo algún dirigente como Ripoll se ha atrevido -y no por razones éticas- a criticar la actuación de Camps en toda esta crisis. Y, aunque parece haber mar de fondo entre las tropas del PP valenciano, no se está cuestionando abiertamente ni el liderazgo del President ni su transparencia, ética y firmeza en la gestión de la crisis Gürtel. Su propia implicación lo inhabilita para ello y es en estos días cuando ha quedado patente.

Sabíamos que detrás de los trajes había más. Ahora sabemos que hay mucho más, mucho peor y de mayor trascendencia de la que esperábamos y de la que deseábamos. No es bueno para nuestro país tener este tipo de tipos gestionándolo y no es bueno para nuestra sociedad este modelo de comportamiento de sus dirigentes.

Y el escándalo alrededor de "Ric" Costa no puede hacernos perder de vista que en un partido político donde se permite que una decisión de la más alta instancia local (Valencia) quede desautorizada 1h más tarde por la dirección nacional (Madrid) es difícil creer que un Secretario General o un tesorero pueden actuar a su libre albedrío en temas de gestión de recursos sin el conocimiento de sus responsables políticos superiores.

Si Costa ha sido cesado por su actuación como Secretario del PP valenciano en los últimos meses, la responsabilidad política es de quien lo aupó al cargo y de quien lo ha mantenido en él pudiendo actuar antes como lo hizo el martes por la tarde-noche. Rajoy, Cospedal y el resto de la dirección nacional del PP han podido intervenir mucho antes del pasado martes, asumiendo así su parte de responsabilidad en esta trama. Y quizás ellos mismos, junto a Camps y algunos más, deberían seguir el mismo camino de Costa, librando al PP y a la clase política de elementos perniciosos y nocivos a la praxis ética y decente de la política.

Chivos y jueces


Yo no termino de entender nada de lo que está pasando en Valencia. El esperpento de ayer, con tres comunicados diferentes y contradictorios entre si de la dirección regional y nacional del PP dejó más dudas que luces en la decisión que habían tomado respecto a Ric Costa.

Pero lo de hoy ya raya el humor absurdo: Camps destituye a Costa al dictado de Mª Dolores de Cospedal, evidentemente bajo mandato directo de Mariano Rajoy. Vamos, que los órganos dedirección del PP valenciano no sirven para nada y que el partido del gobierno pone y quita personas de los cargos según el humor con el que se levanten en Madrid. Y, como no, sin depurar en absoluto las verdaderas responsabilidades políticas del caso. Privilegios de quien manda.

Costa se va por sus excesos verbales. Como él dice, siempre ha actuado según las directrices emanadas de la dirección (Camps y Rajoy) y no está imputado por ningún cargo. La segunda paradoja de toda esta historia.

Por que sería verdaderamente un escándalo nacional que, después de todo este revuelo en el seno del PP y en los medios de comunicación, los jueces -como ya ha pasado antes- no encuentren motivos de imputación y condena en ninguno de estos responsables del PP por ninguna de las supuestas y oídas barbaridades cometidas. Si no hay condenas derivadas del caso Gürtel, la justicia española estará amparando el comportamiento de este montón de gente que ha mostrado su desprecio absoluto hacia las instituciones, públicas el estado de derecho, la democracia representativa y la ética personal y política. Y Rajoy y Camps habrán salvado su culo cortando la cabeza del chivo expiatorio, como si fuera un ritual de brujería demoníaca.

De desvergüenza, sinvergüenzas y demás calañas


Se ha desclasificado parte del sumario del caso Gürtel. Sólo unos 17.000 folios de nada, donde se describe, con todo lujo de detalles -y nunca esta muletilla se usó en mejor sitio y de manera más adecuada-, los regalos que dirigentes del PP de Valencia, Galicia y Castilla - La Mancha parece ser que han recibido de las diferentes organizaciones de Correa. En todos los medios de comunicación de hoy -incluidos los más afines al PP- vienen reflejados todos los detalles.
Todos los que venimos siguiendo más o menos de cerca este caso de corrupción sabíamos que había mucho más que los cuatro trajes de Camps. Como en las viejas películas de estereotipos de la mafia siciliana, el hampa norteamericana o los narcotraficantes sudamericanos, el caso Gürtel destapa la relación corrupta y hedionda entre el poder político ejercido por dirigentes del PP como caudillos feufales bajo el silencio cómplice de su militancia y de los grupos institucionales y empresas "amigas" enriquecidas y acaudaladas gracias a las aportaciones y los contratos firmados y pagados con dinero público.

Lamentable el espectáculos de los cientos de concejales del Partido Popular, de las decenas de diutados y diputadas en los parlamentos autonómicos, de los militantes del partido, callados en un silencio igual de corrupto y nauseabundo que el de sus dirigentes implicados. Insultante -si tuvieran capacidad para ello- la actitud chulesca y arrogante de aquellos que han vivido de la política como si esta fuera el cortijo particular de los señoritos andaluces del siglo XVIII y XIX.

Los Camps, Costa y compañía no tienen vergüenza y deberían irse de la política y de la administración por la puerta de atrás, directos a los juzgados, con la cara baja porque no tienen ni el derecho a mirar a un ciudadano de Valencia a los ojos. Ensucian el sillón que ocupan en el parlamento y ensucian cada página de los periódicos que mencionan su nombre relacionado con regalos y contratos derivados. Menos Canal 9, evidentemente, que frente a toda esta avalancha informativa, permanece inmaculadamente concebida y mantenida. Creo que jamás, en la reciente historia de nuestro país, un medio de comunicación había conseguido desinformar con tanta eficacia, servilismo y carencia de ética profesional.

Y lamentable también el silencio de la sociedad civil frente a un caso tan flagrante de comportamiento indecente y fraudulento de mal uso y abuso de cargo y dineros públicos. Esperemos que esta parte sólo sea el silencio que presagia una tormenta social que arrastre consigo toda la inmundicia, toda la basura que esta gente echa cada día sobre nosotros.

Mucho estómago


Juan José Millas
Diario Información - 8 de agosto de 2009

Si tienes amiguitos del alma en el hampa, pero no en la judicatura, puedes vestir bien, pero acabar en la cárcel. Si los tienes en la judicatura, pero no en el hampa, gozarás de libertad, pero no tendrás zapatos de piel de potro. Si tienes amiguitos en la judicatura y en el hampa, en cambio, irás hecho un pincel sin peligro alguno de que te enchironen. Decía mi madre que había que tener amigos hasta en el infierno, siendo el infierno una metáfora de los tribunales de justicia o de los bajos fondos. El tiempo le ha dado la razón.
Pero si careces de habilidades sociales para hacer amiguitos del alma (o de cualquier otra víscera) aquí o allá, deberías al menos ser rico. Si eres rico, tus causas judiciales prescriben milagrosamente a cien por hora. Ahora bien, si no eres capaz ni de hacer amiguitos ni de hacer pasta, estás listo, más te vale llevar una vida ejemplar, pues el mínimo traspiés puede conducirte a la trena. Me decía un amigo al que comentaba estas inquietudes que él prefería la cárcel a un servicio de urgencias de un hospital público de Esperanza Aguirre. Le dije que no me parecían opciones alternativas. Si necesitas un traje (a menos que sea de madera) no deberías ir a un hospital de la presidenta de Madrid. Y si necesitas que te operen de una hernia, no deberías acudir al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (qué nombre tan largo).
La vida, para la gente normal, es muy dura. Te levantas de la cama sabiendo que no tendrás nunca un traje gratis ni una sanidad privada ni una justicia privada. Que nadie regalará joyas a tu esposa ni juguetes caros a tus hijos. Encima, si te pillan en una mentira, perderás todo el crédito social. Para mentir sin problemas, y no sólo sin problemas, sino como una manera de hacer amigos (incluso amiguitos) has de presidir algo, aunque sea una comunidad autónoma. De todos modos, si yo estuviera en la cárcel por haber robado una lata de anchoas, creo que preferiría seguir en la cárcel que al frente de la Comunidad Valenciana o del TSJCV (por acortar). Hay que tener mucho estómago para sacar adelante vocaciones de esa naturaleza.

Del 1 al 9 en un instante.


Mañana viernes, 7 de agosto de 2009.


Carta abierta a D. Mariano Sanchis, futuro ex alcalde de Puçol


L’Horta Nord, 24 de julio de 2009

Estimado señor:

Aunque no tengo la fortuna de conocerlo personalmente, sí he seguido, por afinidad personal y política con el grupo de concejales de Acord d’Esquerres, y con Juanma Busto en particular, la política que usted y su grupo han venido desarrollando en Puçol a lo largo de estos dos años de legislatura.

Los datos objetivos que los proponentes de la moción de censura que parece haberle sentado tan mal son no sólo evidentes, sino demostrables y más que visibles. Sin embargo, aún siendo extremadamente graves, no son, a mi juicio, lo peor de su gestión; el carácter intolerante, la falta de respeto a la institución y a los representantes del pueblo democráticamente elegidos y el incumplimiento reiterado de los acuerdos de la más alta instancia de gobierno del municipio deberían ser motivos más que suficientes para apartarlo del cargo. Quizás ha pensado usted que podría seguir el mismo modelo que han experimentado y con anterioridad otras altas autoridades de su partido en otros ámbitos de mayor calado. Y se equivoca totalmente.

A falta de otros argumentos, intenta descalificar la moción de censura atacando al PSOE y acusando al concejal Juanma Busto de “tránsfuga”. Estoy plenamente convencido que usted conoce los casos de Paterna, Elx, Paiporta o el EMTRE, por poner sólo algunos notorios ejemplos, donde concejales de Iniciativa del Poble Valencià y de Projecte Obert han sido objeto de acoso y persecución política por parte de Esquerra Unida, con el inestimable apoyo del Partido Popular, por haber permanecido fieles y haber sido coherentes con el proyecto político presentado a la consideración de las urnas, por encima de las filias, fobias y cuotas partidistas y de las lealtades personalistas que pretendían algunos supuestos dirigentes políticos.

Seguro que conoce usted las sentencias de los tribunales, incluido el último del TSJCV sobre Paiporta y la resolución de la Comisión del Pacto Antitransfuguismo sobre Elx, que ha desestimado todas las peticiones de EU –insisto, con el apoyo y la colaboración de su partido- para etiquetar de tránsfugas a nuestros ediles y que corroboran toda la legitimidad política que tienen emanada de las urnas y del proyecto político que defienden.

Juanma Busto está en la misma situación y el burdo intento de descalificación pública hacia quienes anteponen su coherencia y su ética política y trabajan por los intereses de sus conciudadanos y de su municipio antes que por espúreos intereses partidistas, no hace sino abundar más en la conveniencia, en la inmediata necesidad, de cambiar el rumbo político de Puçol por el bien de la colectividad.

Lamentablemente, su manera de actuar no es sino la consecuencia lógica del despropósito y desgobierno en el que su partido lleva inmerso mucho tiempo y que tan graves repercusiones está teniendo sobre la vida de nuestros conciudadanos. El Partido Popular y sus dirigentes han situado a las instituciones que (des)gobiernan a la altura de la cloaca, como bien le decía la Síndica de Compromís al President de la Generalitat, y casos como el de Puçol lo corroboran. Se han enrocado en una espiral eterna de descalificaciones e improperios hacia los demás en un intento vano de solucionar sus problemas y desviar la atención en lugar de buscar a los verdaderos responsables de su debacle moral y de la situación de ilegitimidad política de representación en que se han situado, generando así mayor conflicto. Conflicto que, cuando se tiene la mayoría absoluta y el control de los medios de comunicación es fácil de ocultar y manipular para simular ser las víctimas del mismo; pero que cuando se cambia la perspectiva y se ilumina la escena con la luz de la realidad aparece, con toda su crudeza, la triste verdad.

Quizás haga falta que gente como usted tenga más tiempo para reflexionar sobre las consecuencias de lo que están haciendo y hacia donde nos están llevando con esas actitudes. Quizás le haga falta un tiempo para darse cuenta que enfrente no tiene a los enemigos; que la política para muchos de nosotros no es una cuestión de blanco o negro en el ejercicio diario y normal de la misma, pero que cuando se trata de ética, respeto y honestidad no hay lugar para la duda y que los verdaderos enemigos los tiene mucho más cerca. A usted, a Puçol y a su partido le hace falta un cambio de aires que nos permita a los demás respirar aire puro y demostrar que otras formas de hacer y entender la noble responsabilidad de la representación democrática son posibles.

Atentamente,

Ivan Castañón Ortega

Membre de Projecte Obert

¿Cómo están ustedeees?

¿Cómo están ustedeees?
Gracias por hacernos reir

Hasta siempre

Hasta siempre
18/01/1915 - 18/09/2012

Gaviotas azules 20N

Gaviotas azules 20N

22 de Maig. Eleccions Municipals i Autonòmiques

NO ET LIMITES A CONTEMPLAR AQUESTES HORES QUE ARA VENEN.
BAIXA AL CARRER I PARTICIPA.
NO PODRAN RES DAVANT D'UN POBLE UNIT, ALEGRE I COMBATIU.

Vicent Andrés Estellés

Cap dona sola

Cap dona sola
Signa el manifest

Compromís per València

Compromís per València
Joan Ribó, candidat a l'alcaldia

Compromís x falles

Parte médico real

Parte médico real

Estos son los que han ganado en Chile. ¡Cuánto ha perdido Chile!

Loading...

III Jornades Territori Valencià i Canvi Climàtic

III Jornades Territori Valencià i Canvi Climàtic

Per si a alguna li fa falta dir quatre coses a un tio

Loading...

09-12-1895 - 12-11-1989

09-12-1895  -  12-11-1989
Siempre en el corazón
Loading...

Recortable

Recortable

Rita y los Palmeros

Rita y los Palmeros

Wanted

Wanted

Moda Camps

Moda Camps
... la moda que ya está aquí

Próximo estreno ......

Próximo estreno ......

Se lo ha ganado ....

Se lo ha ganado ....

No a la corrupció

No a la corrupció
noalacorrupció@gmail.com